Tipos de alopecia: causas, síntomas y tratamientos

La alopecia es la pérdida anormal del cabello y se puede deber a un gran número de causas. Existen varios tipos de alopecia que afectan tanto a hombres como a mujeres, aunque es mucho más frecuente entre los hombres.

tipos de alopecia en mujeres y hombres

Factores como la genética, las hormonas y ciertas enfermedades generan el debilitamiento o la disminución de la cantidad de pelo. Veamos cuáles son los tipos de alopecia que más afectan a la población.

Tipos De Alopecia Más Comunes

Entre los numerosos tipos de alopecia, la androgénica es la más frecuente y la responsable del 95% de los casos de calvicie.

Los otros tipos de alopecia más habituales entre la población son la alopecia areata, la difusa, la traumática y la cicatrizal.

Alopecia androgénica

Como decíamos, la alopecia androgénica causa el 95% de los problemas de calvicie. Sin embargo, no se manifiesta de la misma forma ni con igual incidencia en hombres que en mujeres. Por esta razón se la distingue como dos tipos de alopecia: la androgénica y la de patrón femenino.

Alopecia androgénica en hombres

tipos de alopecia androgenetica masculina

Este tipo de alopecia androgénica o androgenética es la que sufre la mayoría de los hombres. Se estima que afecta a un 45% de la población masculina. Entre los 40 y los 50 años aumenta el porcentaje de hombres que padecen este tipo de calvicie.

La pérdida o debilitamiento anormal del cabello en los casos de alopecia androgénica se manifiesta en las zonas frontal, parietal y temporal de la cabeza. Es la calvicie que habitualmente se ve en la frente, la coronilla y a los costados como “entradas”.

Las principales causas de la aparición de este tipo de alopecia son la genética y las hormonas. De momento no se conoce cuál es el gen responsable de la calvicie. En el caso de pérdida de cabello por motivos hormonales, se produce por la presencia de la enzima 5-alfa-reductasa y la hormona dihidrotestosterona, responsables de la caída del cabello. ¿Qué sucede? La enzima convierte la testosterona en dihidrotestosterona y ésta, en combinación con la enzima, hace que se reduzca la cantidad de folículos pilosos. El pelo empieza a crecer cada vez más débil hasta alcanzarse una alopecia parcial o total.

Alopecia androgénica de patrón femenino

tipos de alopecia androgenetica femenina

Entre los tipos de alopecia, la androgénica femenina o de patrón femenino es la más frecuente. Se estima que la padecen un 10% de las mujeres de entre 20 y 30 años, aumentando su incidencia al 55% a partir de la menopausia.

A diferencia de la alopecia androgénica masculina, la de patrón femenino se manifiesta como un debilitamiento del cabello. Este se presenta en la zona frontal y fronto-parietal de la cabeza. La línea de la implantación del pelo, es decir, las líneas que marcan el crecimiento del cabello, no suelen modificarse.

En las mujeres, la principal causa de la alopecia es hormonal. Sobre todo durante la menopausia, se puede dar una suba en los niveles de testosterona total. Su consecuencia es un aumento en las probabilidades de sufrir debilitamiento capilar.

Alopecia areata

la alopecia areata qué es

Este tipo de alopecia consiste en caída de cabello puntual, como en parches. La sufren tanto hombres como mujeres de igual manera. Puede aparecer a cualquier edad, incluso en niños y adolescentes. La alopecia areata más severa se presenta a temprana edad y, en este caso, es más frecuente entre los hombres. Se estima que la incidencia en la población mundial es del 1%.

Las causas de la alopecia areata son variadas. Se la suele relacionar con enfermedades autoinmunes, como el vitíligo, la tiroiditis, la dermatitis atópica, la celiaquía y la artritis reumatoide, entre otras. La predisposición genética contribuye a desarrollar alopecia areata. También el estrés puede generarla.

La evolución de la alopecia areata es bastante impredecible. En muchos casos, el pelo vuelve a crecer. En su forma más severa, puede avanzar hasta dejar la cabeza calva.

Alopecia traumática

la alopecia traumática

La alopecia traumática es consecuencia de traccionar el cabello de forma manual. Por ejemplo, se puede dar por usar con frecuencia moños muy apretados, trenzas tirantes, extensiones o peinados muy tensos.

También se puede sufrir pérdida de pelo por tricotilomanía. ¿Qué es esto? El hábito nervioso y compulsivo de arrancarse mechones de pelo.

Alopecia difusa

fases crecimiento del cabello

Por algunos conocida como Efluvio, consiste en la pérdida parcial y difusa del cabello como consecuencia de un determinado factor. Lo bueno es que es reversible. Esto quiere decir que cuando ese factor que la provoca desaparece, el cabello vuelve a crecer.

La alopecia difusa puede aparecer por medicamentos y tratamientos médicos (como la quimioterapia), trastornos alimenticios, grandes descensos de peso, enfermedades graves, estrés, problemas endocrinos o incluso después del parto.

Por eso se la considera reversible. Cuando se culmina el tratamiento o el medicamento que la causa, o se supera un trastorno alimenticio, el cabello crece otra vez.

Alopecia cicatrizal

tipos de alopecia: alopecia cicatrizal

Provoca una caída gradual del cabello en determinadas zonas. A diferencia de los otros tipos de alopecia, esta se produce por un daño permanente en la piel o en los folículos pilosos. Estos quedan atrofiados y en su lugar crece tejido cicatricial, como la piel dañada que queda tras una quemadura u otro tipo de herida. La alopecia cicatrizal se presenta en un porcentaje muy bajo de casos.

Entre las múltiples causas que pueden generar alopecia cicatrizal aparecen ciertas enfermedades hereditarias, de la piel, infecciosas, autoinmunes (como el lupus). También se da por linfomas y metástasis.

Tratamientos para los distintos tipos de alopecia

Si bien la alopecia se resume en pérdida o debilitamiento del cabello, habrás podido ver que los tipos de alopecia, sus causas y sus consecuencias son muy distintos entre sí. Del mismo modo, hay diferentes soluciones para estos tipos de alopecia.

En el mercado se ofrecen numerosos tratamientos que prometen solucionar la alopecia androgénica. Sin embargo, no todos funcionan. Hay dos tratamientos que han demostrado cierta eficacia: el minoxidil, que se aplica sobre la piel, y el finasteride, un medicamento que se toma por vía oral y regula la producción de andrógenos. Otra solución menos agresiva y que ha demostrado eficacia en muchos casos es el uso de champús anticaída. (Hemos elaborado una comparativa con los únicos 8 champús anticaída del mercado que funcionan)

Según la gravedad de la alopecia areata, el tratamiento a considerar será diferente. En la mayoría de los casos, el cabello vuelve a crecer, pero es preciso consultar con un profesional. Suele tratarse con medicamentos como el minoxidil o corticoides.

Quienes sufran pérdida de cabello por alopecia traumática pueden recuperarse, pero es preciso asesorarse para ver la gravedad del caso. El primer paso es tratar bien el pelo, dejar de ejercerle presión, intentar no teñirlo y cuidarlo con productos suaves y nutritivos. A su vez, el profesional analizará el caso e indicará los pasos a seguir.

La alopecia difusa, en general, desaparece sola cuando se modifica el factor que la produce. De todas formas, ante los primeros síntomas, lo conveniente es hacer una consulta médica que identifique la causa del problema y en base a eso determinar el tratamiento.

En el caso de la alopecia cicatrizal, como el folículo piloso está dañado, no hay forma de que vuelva a crecer. Aquí la única solución es optar por el injerto capilar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*