Tratamiento de keratina: el mejor aliado para tu pelo

tratamiento de keratina

La keratina es una de las estrellas del cuidado capilar. Ya sea que se la utilice para alisados o para reducir el encrespamiento, su uso es sinónimo de un cabello más dócil, brillante y bonito. Al realizar un tratamiento de keratina, el pelo se beneficia de muchas maneras. La avidez por tener un pelo radiante, sin embargo, no debe cegarnos. Es importante conocer las ventajas y las precauciones a tomar antes de realizar un tratamiento de keratina.

¿Qué es la keratina?

Antes de hablar de sus usos en la cosmética capilar, es bueno recordar que la keratina es una proteína que existe en el cabello de forma natural (enlace a Wikipedia). Con el paso de los años, se va perdiendo. El tratamiento de keratina lo que hace es sellar los poros del cabello. De esta forma, el pelo queda más nutrido, sano y bello.

queratina en el pelo

Ventajas del tratamiento de keratina

Podrían reducirse sus beneficios a que el pelo luce mejor, pero es mucho más que eso. El principal beneficio de realizar un tratamiento de keratina es que se elimina el encrespamiento. Es decir: ¡adiós al frizz! Si bien se asocia su uso con tener el pelo liso, este no es su principal objetivo. Su verdadera función es acabar con el pelo encrespado.

El tratamiento de keratina hace que el cabello esté más dócil y suave. Recupera el brillo, la hidratación y aporta nutrición.

¿Has sentido los efectos de un día húmedo en tu melena? Pues la keratina también se ocupa de esto. El cabello tratado con este producto ya no sufre las consecuencias de un día frío o lluvioso, pues queda protegido de los cambios de clima.

Quienes tengan rizos, encuentran en el tratamiento de keratina a su mejor aliado, debido a que permite mantener la forma del cabello pero haciendo que las ondas sean más suaves y definidas.

¿El tratamiento de keratina es bueno para todos los tipos de cabello?

La keratina, al nutrir la fibra capilar, se recomienda para todos los tipos de cabello. Las melenas rizadas y con ondas son las que más pueden notar sus beneficios.

Hay dos tipos de cabello que, si bien no se perjudican con el tratamiento de keratina, pueden no obtener los resultados soñados.

En el caso de quienes tengan el cabello muy fino, la keratina puede quitar demasiado volumen. Por otro lado, las melenas teñidas tienen que tener cuidado. El tratamiento de keratina puede modificar levemente el color, haciendo que los rubios luzcan más claros y que el tinte oscuro tome un tono rojizo.

Tipos de tratamiento de keratina

Una de las opciones más difundidas es el tratamiento de keratina propiamente dicho, también conocido como baño de keratina. Sus principales objetivos son nutrir el cabello, devolverle la hidratación y quitar el encrespamiento. En la práctica, funciona como un baño de crema. Este tipo de tratamiento puedes aplicarlo en una peluquería o bien hacerlo tú misma en casa, comprando el producto. En este último caso, ten precaución y sigue las instrucciones. Procura repartir la keratina de forma pareja en todo el cabello y, sobre todo, respeta los tiempos indicados.

Los alisados con keratina son el otro tratamiento estrella. Este tipo de alisado surgió en Brasil y por eso también es conocido como alisado brasileño. Consiste en colocar keratina en el cabello y luego ir alisando mechón a mechón con la plancha. Se trata de un tipo de alisado que va relajando el rizo del cabello de forma progresiva. La duración aproximada del alisado con keratina es de 2 a 3 meses. Esto puede variar en función del tipo de pelo y los cuidados.

tartamiento de keratina antes y despues

¿Alisado con keratina o alisado japonés?

Con tantas ofertas en el mercado, es importante conocer cómo funciona cada tratamiento. El alisado con keratina nutre al tiempo que alisa de forma progresiva. En cambio, el alisado japonés modifica la estructura del cabello de forma irreversible. Esto hace que sea un tipo de alisado mucho más agresivo y que pone en riesgo la salud del cabello, pudiendo provocar la pérdida y rotura del pelo.

Tratamiento de keratina sin formol

tratamiento de keratina sin formol

El principal cuidado que debes tener al decidir realizarte un tratamiento de keratina es verificar que el producto no contenga formol. En muchos países, el uso de formol está regulado y se prohíbe que los productos cosméticos contengan más de un 0,2%.

El formol genera irritación y numerosos problemas para la salud. Si vas a comprar un producto, lee el etiquetado con atención. Puede aparecer como “formol” o “formaldehído”. En cambio, si vas a un salón de belleza, busca referencias para atenderte en un lugar confiable.

Cuidados después de un tratamiento de keratina

El tratamiento de keratina no tiene desventajas, pero sí hay que tener algunas precauciones después de realizarlo. Tras someterte a un alisado, es necesario aguardar tres días para lavar el pelo. De esta forma, te aseguras obtener un efecto óptimo.

También es necesario esperar unos días para hacerte algo en el cabello. Esto significa que lo mejor es evitar los peinados armados o los recogidos durante un tiempo.

Si sueles teñirte, lo mejor es hacerlo antes del alisado, sino tendrás que esperar unas tres semanas para que el tinte no interfiera.

Cómo hacer que el tratamiento de keratina dure más

champu tras tratamiento de keratina

Hay varias cosas que puedes hacer para que el tratamiento de keratina, ya sea un baño o un alisado, dure más. En cabellos más abundantes o muy rizados el efecto suele durar menos que en otro tipo de melenas, pues son más rebeldes.

Al margen del tipo de pelo, hay cuidados que te serán útiles para prolongar el efecto del tratamiento. Una de las claves está en el lavado. Elegir champús con keratina ayuda a cuidar mejor el cabello y hacer que el efecto se prolongue. Otra buena opción son los champús sin sal que, al ser menos agresivos que los tradicionales, contribuyen a que el tratamiento de keratina se mantenga en el tiempo.

Los agentes erosivos reducen la duración del tratamiento de keratina. Ten en cuenta esto. Cuando te seques el cabello, procura colocar el secador a por lo menos 1 centímetro de distancia. Al mismo tiempo, trata de no abusar del sol, el cloro y la sal de mar, si quieres que el alisado o baño de keratina dure más.

Dominar el pelo rizado y el frizz es posible. Tu cabello tiene un nuevo aliado, ¡aprovéchalo!